» » » 10 claves para educar en positivo (parte I)

10 claves para educar en positivo (parte I)

El desafío al que millones de familias se enfrentan cada día: educar a sus hijos e hijas.

Sin ninguna duda las madres y padres os enfrentais a un desafío enorme al querer cambiar la manera en la que educáis a vuestros hijos e hijas.
Nos hemos criado y educado bajo un clima de autoritarismo y verticalidad que conforma en vosotr@s una creencia sobre los límites y la disciplina que reproducís constantemente, en muchas ocasiones sin ser conscientes de ellos porque forman parte de nosotros de manera automática.

La gran mayoría de las madres y padres queremos que nuestros hijos-as dispongan de habilidades socio-emocionales que los ayuden en su vida futura y somos excesivamente firmes y duros. Lo malo en algunas ocasiones es la reacción al polo opuesto, es decir no querer practicar el autoritarismo y siendo excesivamente permisivos, siendo esto último mucho más peligro ya que el niñ@ no dispone de habilidad para tomar ciertas decisiones ni responsabilidades a las que se expone cuando los padres y madres sois permisivos.
El reto al que os enfrentáis es, en primer lugar, ser conscientes en que punto estás; en el de amable o en el de firme, teniendo esta pista podrás empezar a darte cuenta de que es  lo que falla, pudiendo encontrar ese sentimiento que provoca en ti estar del lado de ser muy amable o de ser muy firme.

A través de los principios de la Disciplina Positiva voy a compartir 10 estrategias que ayudarían en gran medida a generar en el niñ@ un sentimiento de capacidad, colaboración, pertenencia y autoestima, desde una educación positiva y respetuosa.

  1. Ten muy claro que es exactamente lo que quieres solucionar o la acción que vas a tomar.
    Jugar, dar cariño, descanso, juego, hambre, etc., cuando tengas claro esto podrás enfocarte en cubrir la necesidad y dejarás de pensar en el problema
  2. Cuéntale el plan, anticípate y comprueba que lo ha entendido.
    Si vamos a la compra, informa con anterioridad de cuánto tiempo vais a estar y comprueba que lo ha entendido.
  3. Que sentimientos pueden estar ocultos tras el comportamiento, valida el sentimiento aunque no estés de acuerdo con el comportamiento.
  4. Busca soluciones.
    No siempre intentes cambiar al niño-a. Por ejemplo si tu hijo-a tiende a meter los dedos en los enchufes pon protecciones.
  5. Redirige el comportamiento de tu hijo-a dándole alternativas. Si no quieres que tu hijo pinte las paredes de tu casa, habilita con él un espacio en casa para que desarrolle su creatividad y que sea su zona de dibujo.
  6. Dile a tu hijo-a lo que quieres que haga, no lo que no quieres que haga.
    Si no quieres que salte en el sofá, dile lo que si puede hacer, donde puede saltar.
  7. Fuera ordenes dentro preguntas. Haz preguntas de curiosidad en lugar de ordenar.
    Poder decidir otorga poder a los niños-as. Las órdenes invitan a una lucha de poder. Ejemplo: “¿Te gustaría lavarte los dientes antes o después de poner el pijama?”
  8. Concédele pequeñas cosassiempre que no contradigan los acuerdos que previamente se han pactado en casa.
    Ejemplo: “Dejaré que hoy no comas la fruta en el desayuno ya que se nos ha hecho muy tarde”.
  9. Anticipa. Prepárale para que sepa lo que va a , por ejemplo si vas a algún acto o celebración cuéntale quien va a estar, que como va a ser, transmítele que tiene capacidad para poder hacerlo muy bien. .
  10. Las consecuencias naturales de sus actos.
    Es decir, no lo-a rescates de acciones que pueda experimentar, siempre y cuando esto no suponga poner en peligro la seguridad del niño. Por ejemplo, si habéis pactado que se tiene que encargar de meter en su mochila la merienda para el recreo, que no la meta va a suponer que no disponga de su aperitivo a media mañana, por lo que va a tener hambre, esto le puede ayudar a recordar meter la el aperitivo en la mochila al día siguiente.

Y si necesitas acompañamiento escríbeme aquí info@laurabalado.com o en el teléfono o whatsapp 610984493

Autora: Laura Balado.

Madre.

Educadora Infantil y Diplomada en puericultura.

Coach familiar en Inteligencia Emocional.

Educadora en Disciplina Positiva de aula y familias.

Presidenta de la Asociación Centro Cune en ayuda y apoyo a la familia y en exclusiva a la mujer.

Deja un comentario